lunes, febrero 04, 2013

Inventario



No fue tanto... Sólo unos pasos. Solo fueron unas cuadras, unas cuantas horas, unos cuantos azotes,  menos uno,
Antes una Hosanna ... Unos jumentos. Un Montado ..uno que otro  jinete. Más de una palma ...suficientes
Antes ...una posada, una Cena.. Unos platos. Unos vasos. Una jarra. Un ánfora ....no más de dos toallas.
Un Pan ..Un Vino
No fue tanto...
Un manojo de clavos, alguna que otra cuerda para atar, no más de cinco estacas.
Solo  un Madero... el otro ya estaba en tierra... sólo dos ladrones, un pedimento y una ofensa. Un Izado. Una promesa un Paraíso.
Una paliza, una posca  y un vinagre... un martillo, quizás un trapo y una espada , una vara y una esponja... no más de una lanza.
Un Costado. Una Fuente.
Antes... una Pesca
Antes una boda
Antes una Palabra... Antes una Semilla
Antes agua. Después Vino
Antes ... Unas bienaventuranzas... Unas risas... No fue mucho: Sólo tres años alegres y Un Camino
Un Jardín, una prensa...un beso, tres discípulos dormidos... un Hincado y su oración.
Un traidor, Una Hora.
Que tanto es una Copa...
No fue tanto..solamente unos minutos...
Unos cuantos insultos, salivazos, casi  cero discípulos, solo un muchacho... Juan.
  Unos cuantos escribas, fariseos, soldados y  curiosos... Marias y  una magdalena. Alguno que pasaba, algún cireneo de regreso, un empellón, una mirada... alguna de nombre  Verónica  y un retrato de sangre... balidos... Muchos, pero lejanos... no más de un rimero de piedras  lanzadas ante Un Rostro... no más de siete caídas, no mas de siete bofetadas, no más de siete tropiezos... no mas de una cuota de golpes  ni más de un bulto de insultos.
Quizá una docena de pastorcillos  que miran un solo Cordero y escuchan un solo Balido. Una turba de ovejas perdidas  . Un Pastor.
Un Templo y  no mas de tres días... No es para tanto... Unos cuantos frutos que no se dan... es sólo una Higuera. Una Patria. Una Jerusalén.

Maguacevedo

domingo, enero 08, 2012

Una historia más

Era uno de esos días en los que no sabias que te esperaba al salir de casa, Pedro uso su fuerza de voluntad para abandonar el calor de sus cuatro cobijas y se encamino hacia el baño. El agua fría termino de despertarlo, y ya el olor de un dulce desayuno penetraba su nariz, e inevitablemente termino sentado en el comedor, junto a su madre, quien le daba ejemplo de entereza al educarlo sin mayor ayuda, pues su padre los había abandonado; y de su pequeño hermano, que apenas alcanzaba la mesa. No tardo mucho Pedro en terminar con el desayuno, de nuevo acudió al baño y cepillo sus 32 dientes uno a uno, y sin mas demora partió de casa con la firme ilusión de conocer a su hermana mayor, quien se había marchado junto con su padre; así pues, Pedro tomo el autobús numero 20 con destino al aeropuerto central.
Al llegar; se encontró con una tremenda tormenta que se alzaba en el cielo y corrió con sus dos maletas a buscar refugio en la soledad de la sala de espera, pues no mucha gente solía viajar en la mitad de marzo, allí se encontró con la compañía de un guardia de seguridad, una joven muchacha, y una pareja de ancianos, todos perdidos entre un mar de sillas acolchadas, esperando pacientemente que el clima se apiadara de ellos y les permitiera partir a sus destinos.
Después de recuperar el sueño perdido por los afanes de la mañana, Pedro se dirigió a la taquilla de la aerolínea mas asequible, y pidió a la cajera un boleto ida y regreso hasta Villa Franca, luego de esto y con el boleto en mano, se ubico en la que seria si sala de espera por un buen tiempo, pues la tormenta no parecía cesar, en cambio incrementaba su intensidad con cada minuto que marcaba el reloj de las salas de espera. Al llegar al sector de su aerolínea se encontró con una bella y joven muchacha; quien le sonrió y lo invito a sentarse junto a ella; Pedro acepto e iniciaron una amena conversación, y entre sus palabras que iban y venían surgió el nombre de su padre; la joven le pidió que le contase toda la historia; y quedo sorprendida por la lucha que la madre de Pedro había sostenido contra los tantos problemas sociales que tiene el mundo preparados para las mujeres que han sido maltratadas y quedan abandonadas; Pedro termino su relato, e invito a la chica a tomar un café, pero ella prefirió no acompañarlo; así que se encamino solo hacia la única tienda que solía estar abierta fuera de temporada: pidió un café colombiano, y un par de bolsitas de azúcar, se sentó en una mesa al fondo del lugar y allí bebió lentamente su café, pues estaba demasiado caliente para su gusto.
Al terminar retorno a la sala de espera; allí estaba ella aun; esperando con verdadera paciencia, se sentó a su lado y saco una bolsitas de su maleta, allí tenia nueces frescas; la fruta favorita de su madre, y se las ofreció, pero ella no quiso recibir. Cuando ya quedaban tan solo dos nueces en su bolsa; Pedro escucho el sonido agudo del micrófono anunciando que su vuelo estaba a punto de partir; así que ambos se pusieron en pie; el cargo todo el equipaje y ella se adelanto para ubicar los asientos en el avión. Ya en vuelo ella le contó parte de su vida; su relato estuvo teñido con la nostalgia de alguien que no quiere mirar atrás por que sabe lo duro que sera; y termino por decir que si tuviera la oportunidad regresaría para reparar sus errores. Pedro un poco confundido vio como ella se entregada al sueño y reposaba su cabeza sobre su hombro, el intentaba comprender las palabras de la joven, por que su herida seria tan profunda que sus palabras brotaban de su boca a la vez que sus ojos se inundaban de llanto, pero no supo hallar la respuesta.
Ya al llegar a Villa Franca; ella le agradeció mucho que la hubiera escuchado, se despidieron con un tibio beso en la mejilla y ella le dio como regalo un mapa de Villa Franca, y partió en un taxi que se llevo con el las respuestas a las dudas de Pedro, quien prefirió guardar sus preguntas para no lastimarla. Al salir del viejo aeropuerto; Pedro tomo un taxi y le pidió que lo llevara a la plaza central; cerca donde vivían su padre y su hermana. Cuando toco la puerta salio un viejo ya con años encima, vestido con ropas viejas, y con su cara dominada por una larga barba que resaltaba sus ojos ya ojerosos del cansancio de la vida. Era su padre; quien al verlo lo estrecho en un abrazo infinito y rompió en llanto; Pedro no pudo evitar caer también en la situación y dejo escapar sus lagrimas que mojaban sus mejillas y los hombros de su padre. El viejo lo invito a seguir; y Pedro emocionado no aguardo segundo en preguntar por su hermana, pero el viejo no menciono palabra alguna y siguió su camino hacia la sala, allí ya con Pedro sentado el viejo le dijo que su hermana había muerto ahogada en el lago del pueblo, al intentar salvar a un pequeño niño de apenas cinco años que había caído al las profundas aguas por su infinita inocencia que lo llevo a perseguir una pelota hasta el borde del lago. el pequeño había salido ileso; pero Maria, su hermana, dejaría su ultimo aliento en las turbias aguas.
Pedro rompió en llanto, desesperado preguntaba por que nunca se habían enterado de nada; pero su padre no volvió a pronunciar palabra, solo se expresaba con llanto y una fría mirada que parecía mantenerlo vigilado; Pedro no aguanto mas y salio de la casa hacia el cementerio central, allí se encontró arrodillado frente a la ultima morada de Maria, y permaneció hay toda la noche.
Ya hacia las seis de la mañana el inclemente frió del parque cementerio interrumpió su sueño; con resignación se puso en pie y emprendió camino hacia el lago; allí estuvo inmóvil cerca de dos horas después simplemente abandono el lugar y al introducir sus manos en los bolsillos de su viejo pantalón, encontró el mapa que aquella dulce muchacha le había regalado; lo abrió y en la parte posterior tenia una nota que decía:
"hola mi pedrito, se que deberías estar molesto por que no he sido tu mejor apoyo, para ninguno de ustedes, pero la vida me enseño que debes mirar atrás, pero nunca para retroceder, sino para ver en la mirada de aquellos a quienes amas, tu impulso de fuerza para seguir adelante; tus ojos me dieron la fuerza para salvar a miguelito, el niño del lago, pero no fue suficiente, les falle a ti a mama y a mi hermanito menor, y deje a mi padre solo, solo quiero que sepas que ese día en el lago aprendí que la verdadera esencia del hombre esta en amar la vida de los demás por encima de la propia,.. con amor: Maria, un alma libre."

Danilo
Con este amor no puedo...


Tu amor me hace ¡tan bien! ¿sabés? me quedo

feliz y agradecido con la vida

que me dejó encontrarte y ya no puedo

decir tanta emoción que en mi alma anida.


Si mientras repetía como un credo

la certeza de hallarte, conmovida

el alma superaba todo miedo;

feliz te quiero dar la bienvenida.



Este amor tan hermoso que nos nombra,

como flores amadas de rocío

entre la niebla y sol amanecido;


es tu amor, es mi amor, es en la sombra

luz, y calor en el invierno frío,

más allá de la muerte y el olvido.


LUIS ALBERTO BATTAGLIA

19-11-2007
Llorar solo.

Lágrima abrir. Lágrima al techo. Lágrima hoy y también al derecho. Lágrima de espejo. Lágrima mi reflejo. Lágrima por detrás de las orejas, sin tu escuchar me aleja. Lágrima de pié. Lágrima al pié, camino nuevo sin risa, camino lágrima deprisa. Lágrima Luna y lágrima de Sol. Lágrima lluvia ¡pero qué lluvia la lágrima! Lágrima por la boca que acongoja. Lágrima. Lágrimas más que lágrimas, las seca el Sol, mas lento la Luna y el calor del calefactor. Baño de lágrimas, entre baños abstengo; paso mi mano por lágrimas: mías, tuyas; de los dos. Las dos mil millones de lágrimas que se secan al Sol; las lágrimas sin lágrimas que no ves y son. Las lágrimas raras sin ton ni son. Lágrimas alegres por tu candor. Que lástima las lágrimas, que otra vez son.

Cristian Cano

Www.loscielosinteriores.blogspor.com

http://ar.groups.yahoo.com/group/escritoresaficionados/attachments/folder/466974975/item/152070787/view
Siempre tu

La brisa fría de la noche
el opaco brillo de la luna en julio
al rumor de las hojas que aun caen
camino sonámbula por tu recuerdo;
sintiendo tu aroma imaginario .
Al suave murmullo de tu voz
lleno los vacíos odiosos
que la lejanía del amor me ha dejado .
¡ Hum el maravilloso sabor de tu piel
me enloquece !!
Tus ojos espejismo de mi delirio!
Oasis de frescor . . . tu sonrisa
que socava y derrite mis pudores mas complejos
Amor , delicioso amor
Tu , siempre tu. . .
llenando de deseo mis noches solitarias
en húmedas lujurias prometidas !
Tu cálida boca , tu lengua suave . . .
recorriendo aquellos lugares hasta ti . . . ignorados !
tus besos ardientes sobre mi piel temblorosa sedienta de ellos
Tus manos . . . las caricias de tus manos
Todo tu cuerpo de hombre en celo dispuesto y ardiente
toma posesión no solo de mi cuerpo deseoso
mi alma ; la vida te pertenece .
Bebiendo a sorbos pequeños
en mis fuentes esquivas!!
abriéndose paso , cabalgando mi desbocado deseo
calmando con tu suave frenesí esta fiebre ,
tomando mi esencia , amando, siendo amado
¡ Es el amor , dices y me dominas !
me tomas . . . me estrujas entre tus brazos. . .me sacias ,
me bañas en tu sudor , me dejas y tomas de nuevo. . .
Voy y vengo , del cielo a este cielo
de entre tus brazos a mis brazos
De tu boca a tu piel y te deseo
y poseo ;
disfruto cuerdamente tu locura
Dejo que hagas de mi cuerpo tu instrumento de placer
¡ Enloqueces , enloquezco !
Tus ojos en los mios . . . pides , concedo
pido ,todo me das
¡ Es el amor me dices , y te creo !!
Y temo el despertar!
Hago mía tu divina lujuria
Palmo a palmo te recorro
Pie a piel. . .mi deseo y el tuyo
templo mi voz en tu oído , te amo susurro
Vibra todo tu cuerpo , sobre el mio desnudo
tiemblas . . . imaginas lo que viene
Sientes , pides , deseas . . . demandas!
me detengo en cada suspiro , en cada jadeo
¡ Eres mio amado ; todo mio, lo percibes en cada fibra de tu cuerpo

Angèlica
Por todo y nada...

Escribo y al fin escribo

para salvarme del frío,

por no estar solo en la noche,


por el amor que no es mío,

por esta pena prestada

que se ha quedado conmigo.

Escribo por este miedo

de la nada y el vacío,

por los niños que no juegan,

por los amantes vencidos,

por las palabras gastadas,

por los sueños que no han sido.

Escribo porque no sabes

que ya no sé lo que sigo,

y por las cosas más graves

y más triviales escribo.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA

19-6-2011

martes, marzo 08, 2011

¡¡¡Feliz día de la mujer!!!

jueves, febrero 03, 2011


Confío en lo escrito.

Detrás de las nubes la voz se alza al viento,
regala indulgencias sobre los misterios.
El cielo se torna cálido y dorado,
partiendo las nubes en pedazos blancos.

Le escribo a la estrella que guía mis pasos,
le concedo el tiempo de mi paso en falso.
Su luz enceguece y quedo pausada...
confío en lo escrito en mi luna blanca.

No importa este precio... lo saldo con ganas...
espero que brille otra vez el alba.
Ofrezco un silencio de cristales rotos,
donde lo imposible se abre a los ojos.

Los sueños se expanden, destruyen fronteras,
se prenden del pecho con la fuerza nueva.
Nada que buscar... el tiempo exonera...
yo sigo parada sobre mi escollera.

Solo hay un camino fijado en la meta,
sola en desierto me siento en su arena.
Mientras tanto freno el ritmo del pulso,
que me tironea a la luz del junco.

Marcas indelebles de paz y sosiego,
ponen la balanza a nivel del tiempo.
Tal vez me equivoque... y caiga al vacío...
pero aquí espero... parada en el risco.

Norma Marchetti
2/7/10


Caricia del aire

Fatales los tiempos reprimen la brisa,
se encastra el silencio tras de la sonrisa.
Aguda una nota se viste de blanco,
de perfil perpetuo sobre el desengaño.

Descubro el agreste sonido del viento
clamando encrespado sobre el muro ciego.
Se iza la noble caricia del aire,
desplegando diestro el sol en los valles.

Fatiga inaudita en la prueba inmóvil,
torrente de arena sobre los crespones.
Desgrano y revelo la beta amatista,
que descorre el velo, tras de la embestida.

Sobre la gran huella que pinta el comienzo
engendro una perla roja como el fuego.
Una herida sella la cuota de olvido
y remonta vuelo más allá del risco.

Mis manos se abren serenando al verbo,
y vierten caricias sobre esos hechos.
Espero en silencio que cierre la grieta...
y se abra el día en sonrisas nuevas.

Norma Marchetti
31/7/10


MARIPOSAS EN EL ALMA


Te conocí hasta el dolor
amor
te conocí hasta el milagro,
con los puños apretados
amor,
con la emoción en el alma.
Fuiste mi sueño y fui el tuyo,
los milagros son sagrados.
Hoy vives en mi tristeza
y cada lágrima es tuya,
y cada lágrima es esa
ternura de haberte amado,
conmoción de que existieras.
Soy tuyo, no lo pensaste,
pero mi alma ya no es mía.
Mi corazón desangrado
por tu ausencia ya es ausente,
vive sólo del pasado
donde se siente sonriente.
Porque fuimos todo fuego
y en la distancia supimos
que todo podía ser cierto,
que el amor es infinito.
Es la noche y es la lluvia
y me duele tanto tanto
que desde un hueco soy hueco,
son vacío, soy espanto.
Y sin embargo ay quisiera
agradecerle a la vida
por saber la primavera,
por saberte y ver la magia,
y por sentir para siempre
esta emoción en el alma.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
31-7-2010


Abriéndose en pares

Gardenia perpetua en la calle fría,
alto en los momentos de espera y fatiga.
Pasaje en las nubes reflejando leve...
cortina de humo que viste el presente.

Describo lugares que pintan memoria,
casi un tiempo escaso sobre esa historia.
Me doy una chance para mis pisadas...
le pinto suspiros a la nueva trama.

Despliego los lienzos en los nuevos marcos,
como un río lento que cubre el costado.
Mis ojos se abren a la luz del día...
después de esa noche que quedó sin vida.

Mis manos abiertas sostienen pilares,
mi ánimo es brisa sobre los trigales.
Los versos se unen abriéndose en pares,
me estiro en silencio hasta los umbrales.

Parada y sin prisa desdoblo la aurora,
para que reluzca luego de las sombras.
Cultivo el incierto sonido afinado...
que une al reflejo vestido de encanto.

Norma Marchetti
28/7/10


PARA MAMÁ 2010


Aún entre las piedras

y las sombras,

vagos abismos,

nubarrones negros,

entre los rayos y los espejismos,

mamá

te quiero.

Porque mi alma lo dicta

desde siempre,

porque no hay fuego

que le tema al fuego,

porque nací bordado de palabras,

mamá

te quiero.

Te quiero aunque las mías se confundan,

se fundan por caminos

traicioneros,

y se embriaguen del mundo y de la noche

mamá

te quiero.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA

JULIO DE 2010

(este es un poema para mi mamá para su cumpleaños)


Estallan en verbos

Devana el silencio el vestigio helado,
los dedos del tiempo atando los cabos.
Frases que derriten los versos más firmes,
dulces y dementes sobre lo visible.

Carente de brazos la voz se alza al viento,
cadena dorada que enlaza entre sueños.
La vida entrelaza la paz y el misterio...
mientras que las luces estallan los verbos.

Un cielo alejado de inmenso deslumbre,
agrega un sonido a la eterna lumbre.
Cadencia del aire vibrando en la nada,
que abraza mutismos sobre mil palabras.

Perpetua la idea se expande y arrasa,
acortando el trecho que mide distancias.
Majestuoso y fuerte se erige el recuerdo
que cubre con rosas el camino nuevo.

Diamante pulido en verso y destreza,
cabalga en el río, asiendo las riendas.
Una cara nueva se plasma en mi luna...
plateada y escueta bajo de esta bruma.

Norma Marchetti
25/7/10


ENTRE LAS GOTAS

Es una pena oscura
como mar,
es una sepultura
que el corazón
anida.
Hojas que fueron viento,
razón de prisa,
y el desvanecimiento
de la sonrisa.
Es una pena oscura
de las remotas
lluvia que se factura
gota por gota.
Porque si no me amaste
no importa cuándo,
no importa dónde y cómo,
y estoy llorando...
por tu ternura,
por tu silencio,
por ese amor que un día
quebró el invierno...
porque te hiciste luna
con los recuerdos,
porque llegó la noche
y estoy despierto.
¿Qué será de tu vida
y de mis sueños,
qué de la despedida
que no tuvimos...?
Tal vez una mañana,
por tu ventana
mi rostro será lluvia
como mi alma.
Te espero ya
y gritará tu nombre
la tempestad.
Tu nombre es parecido
a corazón,
a sol que se ha perdido
como yo.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
23-7-2010
EL LIBRO DE LOS DESEOS

Eres el libro que contiene mi alma
en que cada hoja narrada es mi vida
y en cada letra escrita está mi pasión
Eres la magia que representa al alquimista de Gutenberg
que con tus tipos móviles haces desprender del libro
papel de recuerdos y olores de tinta de amor
que lo tienes impreso allí en tu ............Para
seguir con la lectura del poema podeís hacerlo
abriendo en la siguiente dirección:


Sobre tanta niebla.

Caminos abiertos sembrados de gloria
se erigen cubiertos de pena y victoria.
Me estrecho, lo abrazo, lo intuyo... lo siento...
sobre esas plegarias de plata y misterio.

Arriba el silencio se avista explosivo...
revelo los hechos que rearmo el vacío.
Casi un juramento grabado en mi sangre...
casi un desconcierto de perfecto ensamble.

La gruta del tiempo alberga el sentido
del trazo que ahora se esparce furtivo.
La fuerza del aire me eleva en su estrella...
caricias sublimes sobre tanta niebla.

Escribo y presumo... evado y me acerco...
me quedo en la tibias manos del silencio.
Corazón de letras... de fuerza cautiva...
astro que se encumbra sobre el agua fría.

Norma Marchetti
21/7/10


Y ESTE AMOR...

Se me hace un clic,
desborda el horizonte,
se quiebra en dos el cielo,
te presiento;
y este amor que atraviesa los confines,
que tiene fuerza en mí, que lo alimento,
se parece al girar de los violines,
se parece a la luz, es como el viento.
Despierta en mi alma un fuego de infinito,
y cuajado de sed, corro al encuentro
del imposible que será, de un grito
callado, de un llanto
que no duela;
de esta emoción que vuelve, de la vida
que brota en mi costado.
¡Ay el amor, la magia, la poesía!
esta ternura que me lleva atado,
esta danza de flores y alegría,
esta suerte de estar enamorado.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
14-7-2007
El frío me abraza...

Dejo mi infortunio sobre las quimeras,
pongo este retrato y empiezo de vuelta.
Corazón en manos confusas y esquivas,
me cierran las puertas de otras salidas.

El cielo que llora sus gotas de hastío,
el frío que rompe los sueños más tibios.
Casi en un suspiro sostengo mis letras,
claras y tan firmes como esa respuesta.

No puedo hacer nada, esto es verdadero,
tal vez no esté bien, pero no me quiebro.
El frío me abraza... y yo lo padezco,
albergo una excusa sobre el día nuevo.

Soy como el silencio de plata y distancia,
tengo un universo sentado en la nada.
Mi calle se achica y me vuelvo etérea...
para acurrucarme con mi luna nueva.

La vida un sueño que esfuma y calla,
destina los versos que su piel desgarra.
No sé si algún día cambiaré esta cara...
que se ve tan triste tras de la nostalgia.

¿Cuál es la salida de este misterio?...
el cielo se cubre con los tintes negros.
El sol no se avista... no ubico mi rumbo,
sigo aquí sentada bajo un árbol trunco.

Norma Marchetti
18/7/10


EN LA NIEBLA


Vista nublada.

No se me pasa este dolor

me pesa

como un rencor la muerte.

Se parece la sombra a la tristeza,

mi corazón

no tiene suerte.

Luna al borde del mar,

vacío último,

palabras solas

Esa miga de pan

en la mesa tan

al borde es parecida

tanto a mi vida...

¿Que más te he de decir?...

las palomas son trampas

de la primera infancia...

gracias por existir.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA 6-2007


Bendita

la palabra en el canto del verso
la cosecha de marzo , la lluvia , los cambios

el manto de estrellas que abriga las noches
la vocecita del niño pidiendo sueños

Bendito el rastro de Neruda y Quebedo
la Mistral en el valle , el Cóndor y su vuelo

la raíz del árbol apuntando el centro
el recuerdo de tus manos Madre, decorando

las flores mas lindas del pueblo ; Recorro
memoria de antes y ahora tu ausencia

el silencio amable ínter-actuando
como testigo de tanto y tanto recuerdo.

Matchornicova
Julio, 2010
Austria
EXTASIS

Si he descubierto las tierras fértiles del amor
para que quiero conquistar otras
Y si hallará ¿quien me daría más de lo que poseo?
Así que he decidido defender mis campos
por cuyas llanuras corren los ríos de tu pasión
que riegan los bosques de .... Para
continuar con la lectura por favor lector
abrir aqui:
http://medianochedesnuda.blogspot.com/


CUENTO: Sufro por no sufrir

Prólogo

Isfroid Adfloí habita en unplaneta desconocido por los humanos y poco recordado por ella misma, ésta joventiene algo que la distingue de entre los demás, no tiene la capacidad deproducir llanto de verdad, sin tener que fingirlo; ella no es capaz de sentirningún sentimiento negativo que le haga llorar con sinceridad. Siempre sintióamor y alegría, pues creció en un ambiente familiar colmado de paz, pero estono la llenaba como persona, para ella era aburrida y monótona su vida.

Su existencia da un girodescomunal cuando en su desesperada búsqueda por reconocer el dolor, encuentraun libro que le cambiará la vida, pues ahí dentro estaba la respuesta a suproblema. Y ella haría hasta lo imposible por lograr su meta, sin importarlenada, ni que deba hacer para conseguirlo.



I

Aquí me encuentro, sumergida en la soledad, explorando mi pasado yvigilando mi tranquilidad. Soy Isfrod Adfloí, una joven de veintitrés años,habitante de Osdaníc, un país bastante lejano, ubicado en el centro de la líneaimaginaria que divide el oriente y occidente del planeta; no sé si de verdadexiste, pero en éste momento me es un tanto complicado sentirme segura porcompleto.

No soy una persona importante, pero siendo franca, eso nunca me quitó elsueño, el poder y la fama para mí no fue un ideal por que intentase luchar. Misaspiraciones siempre se basaron en cosas más profundas y consecuentes quesimples deseos materialistas. Viví hasta los veintiún años con mis padres, veintiúnaños repletos de amor, paz y comprensión; bastante aburrido y monótono a decirverdad.

II

En Osdaníc hay mucha gente extraña, con dones especiales y también comunesy corrientes, así como yo. Lo que todo el mundo desconoce es quién soyrealmente; pues poseo una anormalidad que me ha atormentado toda la vida: Estoyseca, pero no por falta de hidratación, ó por carencia de humedad; mi alma o mimente se niegan a sentir una sensación bien particular; es algo confuso, perotrataré de explicarlo bien. No he sabido lo que es sufrir; siempre fingí sentirtristeza, sufrimiento y agonía. Soy una buena actriz, pero eso no me satisface;nunca confesé esto a nadie, excepto hoy que me desahogo gracias a este lápiz ypapel que a duras penas pude conseguir.

Sé que es difícil de creer, pero desde que soy una infante nunca nada tocómi corazón hasta el punto de herirlo, al extremo de lastimarlo o de hacerlosentir a él y a mí aquello que apaciguaría mis dudas e incógnitas, eso quetanto deseo para sentirme completa y tener paz en mi interior, ansío llorar consinceridad, sentir agonía, odio o sufrimiento. Sí, quiero llorar, pero no dementiras, sino por los motivos por los que todo el mundo lo hace. No es justoque no pueda estar completa, necesito subir mi autoestima; quiero sentir ladesdicha.



III

Ser buena actriz me fue útil en el transcurso de mi vida, pues de niñacuando mis padres me castigaban, hacía del momento un acto magistral, digno decualquier premiación, si de un concurso que de actuación se tratara, pues misexpresiones de sufrimiento siempre los hacía ceder a mis peticiones, perodespués de eso todas las veces quedaba en mí ese vacío que me hacía pensar ybuscar una explicación. ¿Por qué sólo puedo sentir felicidad, amor, cariño ytodas esas cosas aburridas? ¿Algo anda mal en mí? ¿Qué se sentirá llorar con elalma?

Todas esas interrogantes dan vuelta en mi cabeza constantemente y es lo queme obligaba a ver películas de Drama, leer novelas con finales muy trágicos,escuchar Ópera melancólica, entre otras cosas que son consideradas lo bastantedeprimentes como para hacer llorar a cualquier mortal; pero no obtuve losresultados que esperaba. En las películas veía a todos llorando y sonando susnarices, por lo que me sentía fuera de lugar y comenzaba mi repetida escena dellanto; cuando leía las novelas hacia un eminente esfuerzo por sentir lo mismoque los personajes, pero lo máximo que conseguía era llorar frente a mi padremintiéndole diciendo que era muy buena y así me diese dinero para comprar otray seguir intentando; en cuanto a las Óperas, pues simplemente me producía ganasde danzar por toda mi habitación.

IV

Quiero compartir con alguien más mis pensamientos, y aunque no es unapersona consiente éste papel, al menos me siento un poco menos comprimida depensares; a demás, no estoy haciendo daño a nadie; o por lo menos ya no lohago.

A los 21 años exactos mi vida tomó un sendero diferente al que todoshubieran pensado que tomaría. Entre mis constantes visitas a la bibliotecabuscando desesperada historias dramáticas, novelas nostálgicas y demáscontenidos similares; conseguí un libro cuyo adornamiento exterior saltó a misojos como una violenta estampida, mi primera impresión fue pensar que era unlibro que poseía una portada muy bien trabajada, por como lucía, era plateadoen las tapas de la portada y contraportada; con las letras del título doradassuperpuestas en relieve sobre ellas, y con un idioma inentendible para mí.Pensé que quizás había sido construido con metales extraños triados de otroslugares o tal vez hasta otros planetas, pues en mi país se habían hecho cadavez más aceptables las expediciones para explorar otros lugares del espacio.

Me senté y empecé a hojear sus páginas, poniendo atención en los títulostan extraños de los contenidos que tenía en su interior "El brazalete de lapaz", "Lápida de la sabiduría", "Rocas de la Fortuna", "Agua de la eterna salud"; eran nombresmuy raros, pero no los leí pues imaginé que se trataba de historias mediocres yasí mi vista se limitaba a ver sólo los encabezados. Pero eso cambió porcompleto cuando leí "La cadena de la máxima desdicha" mis ojos se abrierondesproporcionadamente y los músculos de mis manos se tensaron, como un reflejopropio del impacto mental que sentí al leerlo. Mi memoria es mala,ridículamente se me olvida todo, pero lo que decía bajo ese título lo recuerdocomo si al cerrar mis párpados tuviera aún esa página frente a mi rostro.

V

La cadena de la máxima desdichaes el artefacto Nº 65 de la lista, ha sido traído de Fraseéd, el 5to planetadel sistema solar Nº 9.875.

Su función puede catalogarse envarios segmentos: Con éste objeto os podréis vengar de vuestro enemigo confacilidad, podréis marchitar la felicidad de aquel que os molestéis con tansolo su presencia. En resumidas cuentas el poder de la cadena produce el peorde los sufrimientos, llorar se convertirá en un hábito para el ser que osprefiráis afectar.

Para que el codiciado objetotenga un eficaz efecto debe pasar por la correcta ejecución de varios pasos,nada fáciles de llevar a cabo; tendréis que ser una persona fría sin nada másen el corazón que el deseo por cumplir vuestro cometido:

1._ Pensar 10 veces en elmotivo por el cual queréis provocar el sufrimiento del alma del prójimoelegido.

2._ Sumergid los eslabones dela cadena en vuestra sangre, el dolor no debe detener vuestros deseos, alcontrario, debe fortalecerlo.

3._ Secar en su totalidad lasangre sobre el metal; con un pañuelo ungido en las lagrimas del practicante deéste rito.

4._ Colocar de manerahorizontal, en sentido norte-sur y escribir bajo la misma el nombre y apellidodel que va a ser afectado.

5._ Todo esto debe ser en eltiempo lunar, es decir cuando las 3 lunas de nuestro planeta formen eltriangulo a los 95 días del año. La luz de las lunas darán por terminado todo yesa persona se deberá despedir de su dicha.

VI

Corrí aún sin poder creerlo a la mesa de la bibliotecaria y pregunté sobreel libro, aún con las manos temblorosas. Me terminó por explicar que era unlistado de cosas que según el libro poseían dones especiales y que hubotestimonios de personas que encontraron varias alguna vez, obteniendo lo quequerían, y que esos objetos encontrados están en un museo de Moriyadat, un paísalgo retirado de Osdaníc; Pero que hasta ahora no habían sido comprobados sus supuestosdones, puesto que el libro tenía 250 años de antigüedad. Me apresuré y preguntési el artefacto número 65 había sido encontrado alguna vez; ella me respondiómirándome de una manera extraña, como si estuviera fuera de lugar lo que lehabía consultado. Pero con educación me dijo que efectivamente lo habíanconseguido hace 95 años y que estaba bien custodiado en el museo queanteriormente me había mencionado.

Pedí prestado el libro con mis derechos de suscripción a la biblioteca,pero me fue denegada la solicitud ya que pertenecía a los libros más valiososdel lugar y no había copias del mismo. Me fui a casa ese día con una grandecepción pero extrañamente tranquila; seguro se debía a la anormalidad que meconsumía la poca cordura que quedaba en mí. Por varios días no hice más quepensar en el famoso libro, pues estaba desesperada y ahí estaba la solución alo que por toda mi vida había soñado, aunque muy descabellada pero no teníaotra, la medicina y consultas psiquiátricas no eran una buena opción; mecatalogarían de loca por lo menos. Entonces, a partir de ese día se convirtióen un hábito ir a ese lugar, pedir ese libro y leer los párrafos que conteníanla supuesta información de la cadena que le daría solución a mi aflicción.

Varias semanas pasaron desde aquel acontecimiento y cada vez mispensamientos era más descabellados y sin sentido alguno. Pasaría poco tiempopara que me creyera lo que el libro decía y pusiera manos en el asunto.

VII

En uno de mis múltiples encuentros con el antiguo texto de cubierta metalizada;entré en una especie de trance, que no era más que un ataque de locura ydesesperación; todo pasó por mi mente en un instante. Sí, debía hacerlo, notenía otra salida, así fuese lo último que hiciera en mi vida, debía intentarpor este medio remediar mi mal. Pues mi vida se había convertido en un absurdo,las personas no deben vivir si no están satisfechas con lo que son, éste era micaso. De cualquier forma debía emprender un viaje a Moriyadat para, por lomenos ver el objeto que se había transformado de repente en la única cosa quepensaba.

Una noche tomé la decisión finalmente, iba a viajar al museo, me mantuve lomás firme posible en mi decisión. Era tarde y cené como de costumbre con mifamilia, sin que nadie sospechase nada de lo que tenía en mente, pues era unabuena actriz. Tenia empacado en un bolso pequeño sólo lo esencial; planee elescape con mucha cautela, pues mis padres harían hasta lo imposible porencontrarme; no podía permitirlo, al menos no hasta alcanzar mi meta.

Todos dormían y bajé las escaleras de mi habitación, sin poder evitar uno odos rechinidos de las tablas, pero sin despertar a nadie afortunadamente. Abrícon cautela y entré a la habitación de mis padres, los miré pero no entré conla intención de despedirme, para nada; sólo entré para buscar el dinero queallí guardaban, era obvio, no podía ir a ningún lado sin dinero. Me apresuré ameterlo en mi bolso y salí lo más silenciosa posible. Hasta salir de mivecindario y luego avanzar en mi camino sin mirar el trecho que dejaba tras demí. En el amanecer, ya debería estar muy lejos.

VIII

Una curva veloz hizo que despertara de mi sueño, pues mi cabeza golpeó laventanilla del transporte subterráneo; de inmediato pensé que todo había sido uninvento dentro de mis sueños, pero no era así, miré un pequeño bolso gris a milado y supe en ese momento que todo era verdad, había huido de mi casa, dondenadie me encontraría, pero iba en busca de aquello que me haría sentir completacomo persona; era por una buena causa y nunca nadie me comprendería. En missueños y pensamientos se repetían con frecuencia los acontecimientos de lasúltimas semanas, como un repaso para recordar por qué debo ser firme en midecisión, sin ni siquiera pensar en desistir de mi idea.

Durante el viaje que había emprendido, esta vez en transporte aéreo, muchasideas colmaban mi imaginación y surgían nuevas preguntas en mi cabeza, pues¿Qué lograría yo con sólo mirar aquella cadena? No iba a valer la pena talsacrificio para no remediar nada; tenía que hacer algo más, obviamente elartefacto, según el libro, no funcionaba con tan sólo verlo, entonces ¿Para quehabía hecho todo eso? De nada iba a servir tanto trabajo en dirigirme hasta Moriyadat.

De repente la ira se apodero por completo de todo mi ser, me sentíaimpotente sin poder hacer nada más que solo visitar aquel museo como cualquierotra persona. No podía permitirlo, así que utilicé todos los días que faltabanpara llegar al lejano país e idear un plan, pero para terminarlo tenía primeroque conocer el lugar, sus custodios y otras cosas que le darían más forma a loque tenían en mente. Ya no me importaba nada, no pensé ni en consecuencias nipeligros, el deseo me consumía por completo.

IX

Faltaban horas nada más para culminar mi viaje, mis manos sudaban por losnervios y mis ojos estaban tan atentos como los de un cazador. Esas pocas horasse hicieron más largas que todo el resto del viaje, no sabía por qué pero ya nome reconocía a mi misma, era algo que ya me había transformado, mi gran ideapor ser como los demás se había convertido en mi propósito de vida.

Llegué a la estación de aterrizaje aéreo, estaba tan cerca; no lo podíacreer. Un recuerdo de mi familia atravesó mi cabeza como un relámpago, pero nome detuve a pensar en ellos, lo único que me movía eran las ganas por llegar deuna vez y por todas. Para explorar el lugar, tomar todos los detallesnecesarios y así culminar mi plan. Ya estaba decidido, La Cadena De La Máxima Desdicha sería hurtada,yo la tendría; sería mía y de nadie más.

X

Antes de entrar, primero le di un gran recorrido al sitio, con extremocuidado, no quería pasar por alto ningún detalle. Había unos siete guardiasafuera y aproximadamente cinco dentro. Me decidí a pasar y entonces observé todolo que se exponía en el museo; muchas pinturas y artefactos que habían sidotraídos de otro planeta, el cual tenía el nombre de uno de los cuatroelementos, sólo no recuerdo en este momento cual era. Pero sé que ha sido elmás estudiado por los científicos de Osdaníc, incluso muchos de los avances demi mundo se deben a esas expediciones.

Permanecí lo más serena posible para no llamar demasiado la atención, yaque soy buena actriz eso no me causó gran problema. Pero hasta con lo buena quesoy en la actuación, me resultó difícil mantener la calma cuando miré unletrero con aquel idioma extraño que tenía el libro en su portada; estaba sobreuna puerta en dorado y plateado, desbordando opulencia en el lugar. Respiréprofundo antes de aproximarme a las vitrinas; miré unas rocas a la izquierda,unos libros viejos a la derecha, un frasco transparente de cristal con unlíquido de color rojizo en su interior, entre otras cosas. Pero mi cuerpo sevolvió incontrolable al punto de comenzar a temblar y de sentir como mi sudorbajaba por la espalda. Pues pude ver una cadena de metal oxidado dentro de unavitrina en una esquina de la habitación que nadie se tomaba la molestia deobservar, quizá a simple vista parecían la cosa más estúpida que pudieraexistir.

Pero yo la miré como si fuera el motivo de mi eterna salvación, como eltesoro más grande que se hayan imaginado. Permanecí varios minutos frente aella y sentía como su energía me debilitaba, no sé si eran sensacionesinventadas por la ferocidad del momento, pero es lo que recuerdo haber sentido.Salí del museo con la mente más enfocada que nunca; esa noche sería mi noche,la que siempre había esperado.

XI

Era tarde y ya todo el mundo quizá dormía en la cuidad, estaba sudada ylucía como si hubiera pasado un mes en una isla desierta. Un solo guardiacuidaba la entrada, estaba medio adormecido; fui lo más sigilosa posible hastaacercarme a él, sin que se diera cuenta de mi presencia tomé una roca y la dejecaer sobre su cabeza; se escuchó un gemido y un temblor fue el ultimomovimiento de aquel hombre. No me detuve ni por un segundo y proseguí aquitarle el manojo de llaves que colgaba de su cuello, miré a todos lados ytodo marchaba bien, abrí la puerta principal y todo permanecía en calma, perocon uno que otro murmullo que se escuchaba a lo lejos, los demás guardiasconversaban al fondo de sitio. De puntillas y con extrema rapidez esquivéalgunos rayos color naranja y verde que atravesaban algunas partes de la sala.

Para mi sorpresa y agrado, cuando por fin pase por el arco de los extrañosmetales, era el área que menos seguridad tenía, debió ser por el mismo motivopor el cual casi nadie lo visitaba. Tomé la pequeña vitrina que tenía dentro lacadena, pero al instante en que la palma de mi mano tocó el cristal un sonidoexageradamente alarmante pareció dañar todo mi plan. No lo podía creer, eraalgo increíble, las luces de todos colores y el sonido que me atormentaba y meobligaba a llenarme de desesperación

Escuché a lo lejos correr, y vehículos con un sonido parecido al de laalarma que había activado por ignorancia. No podía permitir que todo de echarapor la borda; lancé con todas mis fuerzas la vitrina de cristal contra elsuelo, la cadena rodó unos dos metros, corrí en su búsqueda y luego busqué enel interior de mi bolso un pañuelo y unanavaja que traía conmigo; las manos me temblaban, estaban cada vez más cerca oquizá revisando las demás habitaciones donde había objetos de mayor valor.Pensé rápidamente diez veces en el motivo por el cual había cometido esa locurade tal magnitud; luego con la navaja en punta golpee la palma de mi mano conuna fuerza arrolladora, tomé la cadena y empecé a empaparla con todo el montónde sangre que salía de mi herida, el dolor era insoportable pero no meimportaba en lo absoluto. Continué con el procedimiento que me sabía de memoriay coloqué los eslabones horizontalmente en sentido norte-sur, saqué un lápizdel bolso y escribí mi nombre con toda la furia que podía sentir; por el acosomental que me producía escuchar tal alboroto afuera. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Porqué no ocurría nada? Excepto el sangrar de mi mano que empapaba cada vez más elpiso.

La puerta se abrió y minino habían doce guardias tras ella, me apuntaroncon sus armas, pero yo estaba en medio de un transe. Dejé que me tomaran, nadame importaba, ni siquiera pensaba en lo que me estaba sucediendo, solo pensabaen qué había hecho mal.

XII

Hoy en día me encuentro en el C.D.R.P.D (Centro de Restricción ParaDelincuentes) otra gran idea surgida de ese planeta, donde son expertos enseparar a las personas por tipos, razas, colores, ocupaciones y gustos; cómo loodio.

Paso la mayor parte del día sola, salgo sólo para comer, la escena de aquelmuseo no desaparece de mi memoria, he deducido que me faltó un paso muyimportante; el que quizá me habría costado más que los demás y por ladesesperación no pude ni siquiera recordar: No sequé la sangre con mislagrimas, mi mente se encuentra en un colapso, no puedo más con la frustración.

Pero por lo menos tengo un consuelo: En la noche de ayer estaba desesperadahasta el límite. Nunca había sentido tal cosa; el recuerdo de mi intentofallido de robo, la culpa por haber asesinado a un inocente, la nostalgia pornunca más ver a mi familia, y sobre todo el gran vacío de no estar completaaún; hizo que una lagrima del ojo izquierdo saliera de repente y rodara por mimejilla. Me sorprendí de tal forma que aún no se si fue real. Sin embargo, esla única experiencia sincera de llanto que he tenido en mi vida. Pasar tantotiempo sola cambio algo dentro de mi. Por eso decidí escribir esto; he llegadoa mi cometido, mi vida ya cumplió con la función que designé para ella en estemundo.
Escrito por: Luiggy Guillém


YA MUY TARDE

Una pena redonda,
afuera la lluvia,
adentro
una música nostálgica;
el bar...
como una lágrima.
Es preciso contarte
ya muy tarde
sobre una luna roja
compartiendo la profunda y definitiva
emoción de mi alma,
hablarte de la ansiedad,
del miedo,
de la esperanza.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
5-2007

miércoles, febrero 02, 2011



Soy como la luna

Solo algún extremo en esta bisagra,
escamas del cielo moliendo plegarias.
Se filtra en el arco hueco y desprovisto,
fijado en la senda que marca lo extinto.

Casi adusto el gesto sobre mis palabras,
describen y rosan el tamiz que indagan.
No sé qué pensar... ¿Será otro delirio?,
no sé que esperar sola en el camino.

Mi luna esta nueva en su fase angosta,
las nubes no llegan a tapar su forma.
La luna se avista solo si es mirada,
por el sol que viste su porción de cara.

Me exhibo e intuyo, descarto y acierto,
no sé si he llegado a alcanzar el cielo.
¿Cuál será la deuda que no habré pagado?...
¿Cuál será el misterio que no he divisado?

Sigo en esas letras plagadas de arena...
no busco espejismos que paren mis penas.
Minutos eternos... se agolpan y aplastan,
sobre este inacabable dejo de nostalgia.

Ahora la noche no viste su forma...
¿Qué me hará el destino si el sol no retorna?
Pintaré en óleo de menguante blanca,
la cara que apremia ser iluminada.

No puedo perder el sol en mi cara...
no quiero perderlo... refleja mi alma...
Soy como la luna en su fase nueva...
si han visto a mi sol... pídanle que vuela.


Norma Marchetti
11/7/10


EN ESTOS DÍAS...


Se acerca el día del amigo, y es

una superposición de esperanza

y el alma inaugura sueños claros

en cataratas. Los amigos, esas

lunas ganadas a la noche; soles

abiertos en todas las tormentas

del dolor; merecen un homenaje.

Tal vez sea por la amistad, que

vinimos a este mundo de tantas

penas. A mis amigos en la red

hoy, más que nunca, yo quiero

decirles desde el alma

GRACIAS.
LUIS ALBERTO BATTAGLIA

10-7-2010


...Y SÓLO ESTABA JUNTANDO LISTAS


Y de repente

me aqueja la nostalgia,

las aulas de la facultad,

los compañeros con los que fabricábamos mundos,

los bares de la vuelta,

un amor que no fue

y se quedó en el alma,

los profesores que nos enseñaban el idioma de los muertos

y la esperanza de los mortales,

todo

y yo,

y de repente

me aqueja la nostalgia.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA

9-7-2010

martes, febrero 01, 2011


HABITANTES DE MI VIDA ENVIADO CON AFECTO DESDE LA POETICA ATLANTIDA


Vivo en la ciudad laberíntica del Amor

Me alimento del alma de sus habitantes

y en mis noches sueño con aquellos seres

con y sin nombre

con y sin rostro

Que me acompañan en mi caminar

hablo el más viejo idioma de la tierra

el del corazón con todas sus derivaciones

en giros, formas y modismos

Conozco los misterios de la vida

con sus experiencias pasadas y futuras

de la relaciones del alma y del cuerpo

de la seducción y la relación.....

Para continuar con la lectura del poema

por favor abrir en la siguiente direccion:

http://medianochedesnuda.blogspot.com/


No soy de la noche...

No soy de la noche ni de los rendidos…
no estaré sin sueños… tengo mis motivos.
El cansancio gana… se vuelve tristeza…
pero ya no asiento frente a la vileza.

Yo sigo buscando al sol que doblega
a la sombra oscura que fijó la pena.
Tertulias de rosa… pasajes de trueno…
sobre lo intuitivo que cubría el recelo.

Casuales los tiempos hilvanan la historia
junto a los pilares de una nueva forma.
Máscaras plausibles definen la copla,
en la melodía inusual que desborda.

Casi un ruiseñor venerando el día…
volando en el cruce de las evasivas.
Tal vez roce el viento su estirpe y su talla,
lacerando el pecho que cubre su causa.

Aristas del talle se pulen en sombras,
preparando el brillo para la victoria.
Nada es tan inocuo… nada es tan sencillo,
nada me detiene frente a lo imprevisto.

Ajedrez de piezas pintadas en sangre,
se corren y acercan al lugar de ensamble.
Entre negro y blanco evaden y acercan,
en la indefinible pose de estrategia.

Erguida y de frente resisto sin tregua,
nada es tan sublime como esta pureza.
Me apoyo y aguardo que despierte el día…
junto al lago manso que fluye en sordina.

Norma Marchetti
7/7/10


Si esto no importa...

Infrinjo mi propia desidia y recelo,
cuando adiós se dice perfilando el miedo.
Le ofrezco el creciente rocío del prado,
la flor más celada del néctar buscado.

Bogo en las vertientes que sesgan los versos,
dimito minutos bajo el mismo cielo.
Mis ojos que hablan tal vez otro idioma,
se expresan silentes buscando la estrofa.

Nada es tan heroico como el alma eterna,
que increpa sin miedo reflejando penas.
Yo sigo los pasos de la luz que engendra,
una cara blanca a esta luna nueva.

Tal vez no podía... o era necesario,
para abrir la puerta del jardín soleado.
No pido indulgencia, todo está asumido...
mi brújula vuelve al norte perdido.

Mis letras se graban solas en las hojas...
corazón que dicta desde la congoja.
¿Por qué ya no llegan mis brazos al fuego?
¿Por qué no me guían por el río bueno?

¿Por qué no se escucha su voz en la nada?...
¿Por qué el sol no cubre otra vez mi cara?...
¿Por qué?... o ¿Hasta cuándo será tan confuso?...
la noble demencia de los dedos truncos.

Mi sangre detiene su curso... y se frena,
¿Qué haré con el brillo puesto en mi diadema?...
¿Qué haré con el eco que tuerce la historia?...
¿Qué haré en el vacío si esto ya no importa?...

Norma Marchetti
4/6/10


DEJAMÉ

Si es de sombra tu horizonte
y llega lento en la noche
como una luna que pasa,
si no poblé los recuerdos,
si no salvé las palabras,
si se quedaron de frío
los rincones de mi casa
y no tendrán tu ternura
y no tendrás mi esperanza.
Dejamé en la noche solo
desparramar la distancia
y hacer mi fuerte en tus ojos
y creer tanto en la magia...


LUIS ALBERTO BATTAGLIA
5-7-2010


ARGENTINO

Ser argentino es saber que todo
está perdido desde siempre,
es saber que se ha ido el último tren
antes de que existieran los trenes;
sonreír en la pena
y abrir los brazos a la lluvia,
y recordar y reconocer siempre
a los que luchan para hacer la patria...

Diego Armando Maradona
GRACIAS.

LUIS ALBERTO BATTAGLIA
4-7-2010



AMOR DE MI MI VIDA,
MIRADA DE FUEGO ,
CORAZON DE NIÑO,,,,POETA ,CELOSO,,,,
MI MEJOR CANCION,,,,,
ME GUSTA QUE JUEGUES CON MI PELO AL VIENTO,,,,
CUANDO ME ACARICIAS NO SE NI QUIEN SOY,,,
ME ENTREGO A TUS ENCANTOS Y ME MEZCLO CON VOS,,,,
SOMOS DOS EN UNO,,,,
SOLES DE VERANO QUE BRILLAN MUY ALTO EN CADA OCACION,,,,
DIOS NOS DIBUJO PARA ESTAR UNIDOS,,,,
NOSOTROS CALCAMOS ESTE AMOR SIN LIMITE
Y AHORA SIMIENTES DE AMOR Y PASION
BROTAN CUANDO ALGUIEN PREGUNTA,,,
QUE ES EL AMOR? COMO NO SABERLO,,,,,
SOS VOS Y SOY YO,,,,,
ELLOS NUESTROS HIJOS ,
LOS QUE DIOS NOS DIO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!,,,,NOE


Ahogadas de letras

Noble la inocencia, profano el encierro,
la ira en el risco desglosando el cerco.
No andaré sola sobre este desierto…
vuelan mis gaviotas de plumaje etéreo.

Frágil voz de de plata que anida expectante
bajo la escalera de lo inquebrantable.
Vestigios de antaño doblegan la apuesta,
rompiendo el designio de su luz gemela.

Marfil de la noche que el fuego rebasa
el carril de un temple sellado en la causa.
Se desprende el lazo gris de la ignorancia,
bajo aquellos ríos plagados de causas.

Y dejo el silencio sobre las paredes,
que albergan recuadros sobre los simientes.
Y dejo aquel libro que escribió la vida
en las hojas ocres que vestían los días.

Tal vez esa roca que irrumpe en el valle
origine el lecho junto a los desplantes.
La fe oprime el pecho… quieto y desvelado,
tras el trino errante que surca los lagos.

No dejes mis manos ahogadas de letras,
Colgadas del techo junto a las miserias.
Bendita la vida… lejano el deseo…
pudiera tomarme las manos sin miedo.

La pena se expande frente a mis pupilas…
prefiero ese verso de la letra henchida.
Ahora se frena en la frase amorfa…
canción del inicio cargada de gloria.

No sé cuanto falta de camino austero,
no sé si ha podido cotejar mis hechos.
Agito mis alas y me quedo inerte…
el cansancio acucia sobre los grilletes.

La espada de un ángel trayendo victoria,
al fuerte infortunio que pintó la historia.
La gema, un diseño pintado sin daño,
se aclara en los sueños y los desencantos.

Palpita una copla de aliento ligero,
sobre la admirable doctrina del tiempo.
Apacigua el fértil ritual del bramido…
descansa el creciente sentir del hastío.

A la vera estaba plácido en su limbo,
como un recio acorde de sonar furtivo.
Al viento, a la noche, a la voz serena…
arpegio afinado que aguarda la vuelta.

Norma Marchetti
29/6/10
Paloma escarlata

La vida comienza albergando el eco...
nada predecible en su lado anverso.
Cristales de roca bordeándome el vuelo,
centellean en tonos que radian lo bueno.

Un crisol de esquelas respalda la historia,
como junco firme sobre la victoria.
Vocablos que ganan la fuerza del viento,
como el acertijo vivaz de ese cuento.

La prímula se abre en tersa corola,
a un suave y difuso sentir de las hojas.
Recorre la brecha abierta entre comas,
como fiel abrigo de su piel de estrofas.

Los ojos cerrados envuelven la forma
del sólido acorde que abraza su nota.
Destino las frases que desgarra el tiempo,
al virtuoso cruce luego de los miedos.

Se deja entre lazos adular sin freno...
agreste el ensamble del oscuro estero.
Mil tonos de sangre fraguados sin tino,
sobre el imprevisto tramo del instinto.

Retengo un suspiro girando sin talle...
un fino retoque en las grises calles.
Afable el reflejo se afirma en el alma
que el sigilo cubre perdido en la escarcha.


El sol en los ojos seduce en la marcha...
desplegando el cielo de azul filigrana.
Blancos los sentidos... paloma escarlata...
corazón latiendo sobre su mirada...

Norma Marchetti
27/6/10


Claro como el agua

Perla de la noche que la brisa empaña,
diadema del cielo que infringe la marcha.
Sosiego del prado en trémula huida...
canción del silencio sobre el agua fría.

La diosa se nutre de obviedad y hastío...
trébol del desierto sobre suelo esquivo.
Se ensambla una copla de pena y cansancio,
sobre el grito trunco de los desencantos.

Cabizbajo el miedo se pierde en la nada,
y le corre el cerco a las viejas almas.
Calladas las sombras se visten de luto,
en el claro manto que cubre lo oscuro.

Anoche la vida se escondía en sombras,
hoy un sortilegio develo la forma.
Las fuentes del agua que corren piadosas,
se funden en savia en las quietas rosas.

Reclama la nota su tono más alto,
sobre los pilares de un viejo resabio.
Recorre el mutismo un cándido esbozo
que pinta laureles sobre los escombros.

Al sur una estrofa se tiñe de negro,
crepúsculos rotos sobre el hito efebo.
La clave se iza con fuerza cautiva...
desplaza al jinete de la vieja herida.

Más allá del eco de cumbres estoicas,
se origina el frágil mecer de las hojas.
La beta es un cauce que fluye en el bosque...
recatando el tiempo sobre el camalote.

Tan solo un velero en la costa fría,
tan solo algún verso cargado de vida.
La cuesta, el infierno, la fase más clara,
un coro de sueños sobre las jornadas.

Descarto el agujero que exhala tristezas,
descarto esa imagen de sal y pereza.
Albergo los días que llaman ausentes...
siguiendo el sendero de los más valientes.

Mis manos se mueven buscando respuestas
no caeré en los juegos de extraña inocencia.
Las cartas echadas... la paz se avecina...
amengua la cuota de mordaz doctrina.

Cortejo un sereno vaivén de esperanzas
asidas al pecho de las nuevas tramas.
Me aferro a las manos fuertes de las letras,
que enlazan sonidos sobre alguna vuelta.

Como arteria rota del abecedario...
como río lento que fluye a los lados.
Destilo un fluido claro como el agua...
del estanque turbio que cubre la nada.

Norma Marchetti
25/6/10
(Esta poesía salió tan rápido que mis manos eran lentas para la velocidad con que surgían las palabras)


La huella perdida

Caricias del aire agitando alas...
sobre el inclemente tramo de la nada.
Una flor evade La clave del tiempo...
sonidos de brisa sobre el mar intenso.

Retengo las hojas de brillo esmeralda,
cálidos destellos desafiando el agua.
Casi un roce etéreo que altera el silencio,
manos del destino sobre aquel misterio.

Apuro los pasos sobre hojas secas,
mis manos se estiran sobre la grandeza.
La luna se exhibe en su fase helada...
ingresa en la cuenta sobre la escalada.

Me amarro las letras templadas del aire...
que atraen los ecos sobre lo incesante.
Tal vez deje un verso escrito en mi almohada...
tal vez sobre el cielo extienda la carta.

Sellados en los trazos se acopla esa letra,
que entona en sordina una frase nueva.
caireles dispersos de sonido suave...
se ensamblan en versos aún más reales.

Casi un fundamento certero y esquivo
como este presente que une los brillos.
Completa y sin pausa camino la vuelta
sobre el inclemente tramo de distancia.

Desglosa la historia la huella perdida
que se torna afable sobre las salidas.
Me alineo al reflejo de la calle clara
que despliega un tono para su mirada.

Avivo en mis manos los cirios resecos
que se desdibujan sin ningún acierto.
Vitrales plausibles filtran los colores
que vierten la vida derramando dones.

Norma Marchetti
21/6/10


Todo se acomoda

Sutil paradigma que la vida enlaza,
frágil como el tiempo que tiñe la marcha.
Una fase clara en la desmesura...
un toque de audacia sobre la cordura.

Depuesta la fase se torna explosiva,
la insigne promesa de empezar la vida.
Un cielo en la noble estrechez del silencio,
se expresa en minutos robados del sueño.

Solo algún sonido de inquietos violines,
que salen al cruce desde donde escriben.
La fiel entereza de una brisa extraña,
se prende del pecho de las esperanzas.

Allá en la afonía despiertan los días,
calmados en letras tras las luces frías.
La fe se incorpora sobre tierra firme,
cargada de cruces sobre lo sensible.

Ingresa en los pasos hasta la bahía
que inclina las voces sobre la evasiva.
La ola se alza con fuerza inclemente,
sombreando la senda desde lo presente.

El viento en la cara golpea sin tregua,
resisto el asedio que fragua la afrenta.
Un solo momento... tal vez es la hora...
nada es imposible... todo se acomoda.

Norma Marchetti
10/6/10


Cuando el astro emerja

Recorro los valles más desesperados,
sintiendo el destello que viene del prado.
La calma, el desierto, los ríos, el cielo,
la sombra que cubre todo lo dispuesto.

Perduro en la leve llovizna del alba,
la mano del cielo me cubre la espalda.
El tierno regazo se inicia en la letra,
la cuenta se inicia pactando la vuelta.

Describo el silencio que calma las horas,
como excusa torpe de la nueva forma.
Los tramos se agolpan en la perspectiva,
transporto mis pasos en horas vacías.

Cándido y errante mi cuerpo se acopla,
a un suave sonido de luna y antorcha.
Velero del Norte, gaviota furtiva,
páramo del ángel en la gruta prima.

Desprende los sueños del tul azulado,
cuando el sol describe su curva en dorado.
No espero un lucero en la oscura trama,
cuando el astro emerja abrirá el mañana.

Norma Marchetti
4/6/10


Bordeando la vida

Astro que se aleja de la mano herida,
canto de sirena que la noche anida.
Suspiro del valle en la hiedra espesa,
ahogada la orquídea bajo la maleza.

Encierro los verdes caminos del alma,
como a un diamante bajo de su agua.
Recorro la noche que encierra la nada,
como dulce brisa que mece a las hadas.

Cálido refugio de extraña fachada,
se ajusta en la lides de la añoranzas.
Una cruz de hielo en la costa magra,
luces que convergen sobre su mirada.

Clamor en el cielo bordeando la vida,
cara de otra cara más desconocida.
Acuosa la idea se plasma erosiva,
los brazos se ciñen en la estrofa ida.

Y vuelvo a las hojas las letras ausentes,
como una carencia de este presente.
Cambiados los ciclos reciclo los años,
fases de un destello sobre lo ignorado.

La mano del ángel se tiende estirada,
rescata del trueno a la nube blanca.
Se viste en su pose de perla agrisada,
en el suave encaje que la lluvia hilvana.

Norma Marchetti
3/6/10


NAVEGANTE DE SUEÑOS ENVIADO DESDELA POETICA ATLANTIDA

Estoy casi siempre al límite
del viaje en el navío de sueños
locuras
fantasías
deseos...
Estoy donde tu imaginación a borde del alba
de tu memoria del más allá me lleve
En ese sueño mis manos
abren tu ranura vacía .......
Para continuar con la lectura del poema abrir aqui:

http://medianochedesnuda.blogspot.com/


--
Publicado por victormanuelguzman@yahoo.com para SABANA CON MIS PALABRAS


No solo

vengo, al contrario
siempre ando,

en el ojal de la palabra,
conversando vida y también

muerte , circulando
remolinos acuáticos , lunas nuevas

piedras de olvido y cristalinas,
albas abrigadas , oníricas

tardes y dicen que ausentarse
o, perderse por la luz y la ceniza

de nombres que marchan al misterio
a-la eterna ausencia , al silencio ;

Hermética en el grito de la noche
con astros , adoptada como hermana

de la lluvia , la tormenta y dicen
que no vengo y siempre ando

Matchornicova
Junio, 2010
Austria


SARAMAGO


Porque toda la vida es aventura

y misterio

y nos persigue fiel la sombra oscura

sin remedio.

Y así que sin leerte te he sentido

Saramago tu muerte me trae frío.

Pero sabes, tú sabes, la palabra,

la que atraviesa túneles y puentes,

la que un día a mis ojos traerá fuentes

de tu alma, jamás se habrá perdido.

Somos no somos o tal vez soñamos

que fuimos y vivimos y esperamos

ser en los ojos del amor, callamos

o nos desparramamos y sufrimos,

o sentimos sentimos que acá estamos,

o vamos, siempre vamos,

a descubrir aquello que dijimos,

vivimos o pensamos.

Saramago te dejo estas palabras

hasta el día en que lleguen a mis ojos

las tuyas compañero.

Volveremos a estar cuando no estamos;

en el sentir, amigo,

volveremos.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA

19-6-2010


¿Y SI TAL VEZ...?


Si de vivir,

si el tiempo me agujero,

si sin razón la lluvia,

si soy lo que no soy,

lo que no espero,

y el mundo sobra;

no olvides que nací,

que soy de invierno

como la sombra.

No dejes de reír

por las mañanas,

no dejes de morir

como las hojas;

no dejes de dejarme

para siempre,

en una tarde angosta.

No dejes de saber

que te amo tanto,

que los gorriones viven

de mi llanto

entre Saavedra y la congoja.



Sólo tal vez

el tiempo de los otros,

la luna roja,

la emoción redonda,

el obelisco que no sabe el canto,

el suspiro de adiós,

las mis mas cosas.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA

VIE 13-4-2007


EL SABOR DEL AMOR

Llegas a mi con el pulso de tus latidos
te cobijo con el calor que emana de mi alma
impregnas tu ser absorbiendo el sabor de mi elixir
te inundo del sagrado néctar de mi universo
estremeciéndote con torrentes de profunda intimidad
sinfonías de fuego............Para continuar con la
lectura por favor abrir aqui:

http://medianochedesnuda.blogspot.com/


Publicado por victormanuelguzman@yahoo.com para SABANA CON MIS PALABRAS
AMOR ENTRE LAS SOMBRAS


Los caracoles de río,

los corazones de escarcha,

y los silencios vacíos

y este dolor que no calla.

Calles que fueron las nuestras

y en un milagro y un día

y una emoción sin recuerdo

y un fuego que se encendía.

Fueron de enero las playas,

fue de verdad la alegría,

y entre las nubes cantaba

una canción que no es mía.

Y quién le dice a mis manos

que ya no tienen caricias;

cómo le explico a mi tiempo

las ilusiones perdidas.

Y si no quieres nombrarme

¿qué nombre tiene la asfixia,

cómo le llamo a estas lágrimas,

esta mañana,

esta vida.?

¿Quién eres que eres mi llanto

y eres mi amor

y mi vida,

y quién que me dueles tanto

esta mañana vacía?

¿Y yo quién soy que te encanto,

qué confusión, qué mentira,

qué territorio de espanto

para tu pena que gira

que te vas lejos y a un tiempo

soy tu lugar y regresas

sin poder volver, te siento,

que te repueblas de viento

y te aprieta la tristeza?

No vienes ni puedes irte,

no te olvido ni te tengo,

y entre las sombras del mundo

viene llegando el invierno.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA

28-3-2007


ALGÚN DÍA...


Andorra

corazón brutal

mirada,

olvido;

y entre las brumas

de la soledad

tu amor de serie,

luna,

rocío.

Cuando remitan las esquinas

y el arrabal y la tristeza,

cuando entre piedras muertas de dolor

las flores crezcan,

cuando los viejos olvidados

se sienten a la mesa

amor;

será la cita.

Abriremos muy grandes las ventanas

de Andorra o de París

o de La Paz

o de esta Buenos Aires

de lluvia y más,

voy a decirte que te amo.

Y Marte Y Venus y el hangar vacío

y el conejo lunar

y el obelisco

y el eco de las náyades y el sol

de la estación Morón

y el corazón

amor

habrán vencido.

Hoy llueve la mañana,

hoy llueve tanto...

hoy me duele la lluvia y me lastima.

Como siempre,

en los suburbios se amontona el llanto.

Definitivamente,

hoy llueve en Buenos Aires bailarina del crepúsculo

y yo te quiero tanto...

Un día

renacerán las risas de la gente,

Argentina

despertará de este letargo

poblado en pesadillas.

Sabrán enentonces,

corazón,

que nos amamos

y que jamás pero jamás

nos dimos por vencidos.



LUIS ALBERTO BATTAGLIA2007

viernes, mayo 28, 2010



Juego de una carta

Amigo del aire… montaña de fuego,
tornado del Norte sobre el río lento.
pesadas las noches… helado el silencio,
camino de piedras sobre los destierros.

Una luz que clama la senda esperada,
sobre los presagios que vertía el alba.
Ánimo de acero sobre los silencios…
manos que se lían sobre esos misterios.

Esa luna llena de noche estrellada,
recupera el sueño para su morada.
Suspiro en los valles de aguas serenas,
extiendo manos… aplacando penas.

Un perfil de rosa que apuesta a la vida,
una luz impropia donde no hay salida.
Halcón peregrino de destino errante,
lucero que clama sobre lo oscilante.

Juego de una carta sobre esta mesa,
cargada de intentos sobre la marea.
calmada la ola se frena en la afrenta,
sostengo en abrazos otra dura prueba.

Los pasos del día se vuelven pausados,
los ojos se fijan en el cielo manso.
El sol tras las nubes… cálido letargo,
se tercia en las huestes de los nuevos trazos.

Allá en los temores se apagan los cierzos…
pétalos de rosas caen sin desmedro.
Una letra esquiva se afirma en su sombra,
ajustada al talle que el tiempo acomoda.

Norma Marchetti
27/5/10
http://www.youtube.com/watch?v=14QvFo_qeq0

viernes, mayo 21, 2010



Todo de un principio

Altura de ave que vuela y circunda,
el velo se corre como la penumbra.
El cerco se expande, se inclina y revela,
la noche se acerca a crear estrellas.

Los días se funden de lirios y orquídeas,
maduran racimos para la vendimia.
un crisol se enciende alumbrando torres,
que esgrimen suspiros sobre los rincones.

Destierro el silencio de la excusa vana,
describo en los versos tramos de mi alma.
Brazos alargados sobre inquietos verbos,
portales se exhiben afianzando el tiempo.

Atrás esa vieja costumbre de nada,
atrás esos negros temores sin pausa.
Las piezas del juego se mueven pausadas,
manos que se mojan sobre el agua clara.

Ni esferas, ni muros, ni cercos que avalan,
solo los colores que dibujan franjas.
Todo de un principio hasta la morada
que alberga la clave abriendo palabras.

Norma Marchetti 21/5/10


Todo de una vez

Alas de los bosques bajo un cielo impune,
besos de los lagos sobre el delta impúber.
Agua que exonera un verso agrietado,
se rompen compuertas liberando lagos.

Manos que desdoblan bosquejos del alba,
sobre sinfonías danzando en nostalgias.
La brújula esquiva el norte esperado…
y se funden horas sobre los presagios.

Las voces que afloran emergen sin pena,
tus pasos evaden la paz de esta tregua.
Las nubes que filtran los rayos gloriosos,
emergen ambiguas sobre los escombros.

Hoy me siento firme allanando el aire,
me elevo a la cumbre donde habita nadie.
La ola me envuelve donde no hay salida…
congelando el tiempo sobre mis retinas.

Me deslizo etérea sobre los caminos,
en puntas de pie… esquivando lirios.
un sonido ausente casi no escuchado
que gritan sin voz aplacando el daño.

Camino sin prisa sobre arenas blancas,
un faro me guía desde la templanza.
La noche se duerme cansada e inerte,
la abriga la luna… hasta que despierte.

Me arriesgo a perder la gema azulada,
sobre el camalote que desliza el agua.
Todo de una vez… enfrento esta apuesta,
la tarde de un sueño… preludio de hiedra.

16/5/10
Norma Marchetti
http://www.youtube.com/watch?v=h09Fdg4L10g